Buscadores web seguros para niños

A veces resulta imposible estar pegados a nuestros hijos 24/7 para saber qué contenido consumen desde sus dispositivos móviles o en sus computadoras. Y aunque siempre debemos estar alerta, puedes ayudarle a definir algunos buscadores que son seguros para que navegue por la red y tú estés un poco más tranquilo. Toma nota: 

  1. Bunis.org, el buscador para niños que filtra el contenido no apto para menores. Cuenta con una amplia base de datos con miles de palabras no permitidas para que tu hijo no pueda acceder a ellas. 
  2. Buscador infantil.com, el Buscador para niños que no muestra resultados inadecuados, y utiliza el motor de búsqueda Google con un sistema de filtros permanentes de texto, fotos y videos inapropiados.
  3. Kiddle es la respuesta para todos los padres que quieren que sus hijos puedan usar un buscador sin miedo a que encuentren algo indebido. Kiddle es una versión de Google más segura y filtrada por personas que agregan webs diseñadas para los más pequeños.

¿Cuál es el más usado?, sin duda el gigante de la tecnología ha posicionado a Kiddle como el favorito entre los padres de familia.

Kinddle es una versión de Google más segura y filtrada por personas que agregan webs diseñadas para los más pequeños.

A continuación te detallamos cómo muestra Kiddle los resultados:

  • Sitios seguros escritos específicamente para niños: resultados seleccionados y revisados por los editores de Kiddle. Suelen ser los resultados 1-3.
  • Páginas de Internet no escritas específicamente para niños, pero sencillas: escritas de forma fácil de entender para niños, revisadas por los editores. Suelen comprender los resultados 4-7.
  • Sitios seguros escritos para adultos, pero difíciles de entender para niños: realizados por expertos y, por ende, complicado de entender para niños. Resultados filtrados por la búsqueda segura de Google. Suele comprender los resultados 8-en adelante.

Ahora que ya lo sabes, mantente alerta ahora que las clases en línea son una realidad. Nunca está de más que le eches un ojo a lo que consume tu hijo en Internet.

Deja una respuesta